La reforma eléctrica pone en peligro a las cooperativas eléctricas

El Gobierno quiere acabar con las cooperativas eléctricas tradicionales existentes en España. En la actualidad existen diecinueve cooperativas eléctricas, de las cuales 15 se encuentran en la Comunitat Valenciana, asociadas en la Federación de Cooperativas Eléctricas de la Comunitat Valenciana que agrupa desde la Cooperativa Eléctrica del pueblo de Vinalesa o la Cooperativa Fluido Eléctrico de Museros con 100 años de vida, hasta la entidad Cooperativa Casablanca de Almenara con 63 años, la más joven. Estas cooperativas son empresas dedicadas a la distribución, comercialización y producción de energía eléctrica, dentro del campo de la economía socialLas cooperativas eléctricas valencianas cuentan con 43.289 socios en 15 municipios, 1.195 kilómetros de líneas de distribución, 416 centros de transformación y dos subestaciones con una potencia de 80MW.

Paraje natural cerca de Chera (Valencia), donde existe una cooperativa eléctrica. Foto: Javier Vte Rejas (Flickr)

El presidente de la federación de cooperativas eléctricas de la Comunitat Valenciana y responsable de la de Alginet, Salvador Escutia explica que con la nueva reforma eléctrica el Gobierno les dejan “sin posibilidad alguna de subsistencia“. Según Escutia uno de los cambios que el Gobierno pretende introducir en la ley es que las cooperativas eléctricas no podrán distribuir electricidad como vienen haciendo desde hace casi un siglo. Escutia no entiende que el Gobierno pretenda apartar a las cooperativas del negocio eléctrico y lo deje exclusivamente en manos de las empresas comercializadoras perdiendo así la relación que estas cooperativas tienen con sus asociados. La reforma eléctrica obliga a que las comercializadoras sean sociedades inscritas en el registro mercantil y, por tanto, deja fuera a las cooperativas. Esta obligatoriedad de convertirse en sociedades mercantiles aboca a las “pequeñas” eléctricas valencianas a su cierre debido al coste y la dificultad de formar sociedades mercantiles con la envergadura suficiente como para continuar prestando el mismo servicio que hasta ahora.

Según el presidente de la federación valenciana se han producido quejas de manera oficial y realizado acciones de protesta ante distintos organismos tanto autonómicos como nacionales para intentar conseguir la modificación de esta normativa sin obtener ningún resultado satisfactorio.

Las cooperativas eléctricas además de proporcionar electricidad más barata a los vecinos suponen una potente industria local, motor de las economías de los pueblos donde existen y que además ejercen una labor social que va desde la concesión de becas a estudiantes, proporcionar vales de comida a las familias necesitadas, descuentos a jubilados en el recibo de la luz o patrocinios de eventos culturales y deportivos por lo que la desaparición de las cooperativas eléctricas valencianas además de acrecentar el poder del oligopolio eléctrico disminuirá las ayudas sociales a algunos sectores de la sociedad más necesitados y reducirá el empleo en los pueblos donde estas cooperativas están asentadas.

La clave que se esconde detrás de este cambio normativo es si realmente resulta tan necesario para el Gobierno acabar con una actividad que apenas representa un ínfimo porcentaje de generación de energía eléctrica y que además desarrolla una actividad de cohesión social esencial en un momento de crisis como el actual?

4 comments for “La reforma eléctrica pone en peligro a las cooperativas eléctricas

  1. Ignacio
    noviembre 14, 2013 at 08:48

    Increible, si no lo veo no lo creo. Sobrevives a una república, una guerra civil, una dictadura, y en plena democracia el partido más corrupto de la historia te da el golpe* de gracia.
    Lo dicho, increible (si fuera otro pais).

  2. Webmaster
    abril 26, 2014 at 17:09

    Finalmente la Ley del Sector Eléctrico ha sido modificada. Una ley cuya intención inicial era eliminar toda competencia al oligopolio eléctrico y hacer desaparecer las cooperativas eléctricas y que finalmente ha recogido “que las actividades de distribución y comercialización serán desarrolladas por sociedades mercantiles o sociedades cooperativas de consumidores y usuarios”, según los artículos 6.1 e) y f) de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre de 2013, del Sector Eléctrico.
    Según las propias cooperativas, se ha conseguido incluirlas en el BOE, aunque todo el resto de normativas que se publican van en el sentido de hacerlas desaparecer, creando inseguridad jurídica e imposibilitando nuevas inversiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *