Los peligros del fracking

El gas natural juega un papel importante como recurso natural y hay un gran interés mundial en incrementar su producción y consumo, sobre todo por la presión de los lobbies del gas y petróleo. Esto hace que las tecnologías y las empresas explotadoras centren sus esfuerzos en conseguir permisos para explotar el gas natural allí donde se encuentre, aunque la única opción de obtenerlo sea mediante fracking. La técnica de la fractura hidráulica es una técnica agresiva que consiste en perforar el terreno que tiene gas o petróleo mediante la inyección a alta presión de un compuesto de agua, arena y de hasta 600 productos químicos, quedando gran parte en el interior del terreno, lo que puede provocar la contaminación de los acuíferos. Se perfora entre los 2.000 y 6.000 metros de profundidad, generando un riesgo de movimientos sísmicos, dependiendo del tipo y composición del subsuelo.

Pozo de fracking para la obtención de gas natural en Louisiana, Estados Unidos. Foto: Daniel Foster (Flickr)

Las investigaciones de Anthony Ingraffea, ingeniero geólogo experto en fracking y profesor de la Universidad de Cornell (Nueva York) han demostrado que las emisiones de metano a la atmósfera cuando se realizan extracciones mediante fracking son entre un 40 y un 60% superiores a las de las explotaciones de hidrocarburos convencionales. La fracturación de pozos también emite dióxido de carbono a la atmósfera.

La utilización de la técnica del fracking requiere un enorme consumo de agua, ya que para para fracturar un solo pozo son necesarios 19 millones de litros de agua, de los cuales 280.000 litros son de productos químicos contaminantes, como ácido sulfúrico, antioxidantes, etanoles, etc. Sabemos que en España, la escasez y calidad del agua es un grave problema, y destinar toda esta cantidad de agua “solo” para la fracturación de pozos de gas, parece un tanto temerario, con el riesgo además de contaminación de los acuíferos.

Los expertos en la materia señalan que el empleo creado con el desarrollo de esta nueva técnica se perdería en el sector de las energías renovables, creando así empleos temporales (cuando el pozo está fracturado se abandona) y basados en una economía del petróleo y gas. Según cálculos del Consejo Superior del Colegios de Ingenieros de Minas, los recursos de gas no convencional en España que se podrían obtener con la técnica del fracking sería igual al consumo de 39 años. En cambio, con el desarrollo en profundidad de las energías renovables se podrían obtener recursos energéticos ilimitados, sin fecha de caducidad, sin deterioro del medio ambiente y generando riqueza y empleos permanentes para el país.

6 comments for “Los peligros del fracking

  1. Ranmy Gonzalez Cartas
    septiembre 16, 2016 at 02:14

    Si el fracking es tan peligroso y contaminante .Entonces,porque lo emplean

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *