Historia de una fotovoltaica I. Introducción

Este es el primero de una serie de artículos donde explicaré la historia de mi Instalación Solar Fotovoltaica Conectada a Red (ISFCR) de 5kW. Soy Ingeniero Industrial y en el año 2.005 decidí comprar una instalación solar acogida al Real Decreto 436/2004. La instalación se encuentra ubicada en un Huerto Solar en España. La intención es divulgar los impactos generados en mi instalación por los continuos cambios normativos y por la inseguridad jurídica creada en el ámbito de una instalación solar fotovoltaica de pequeña potencia.

Amanecer en la costa de Alicante. Foto: Jenny Downing (Flickr)

Desde hace mucho tiempo me han atraído por las energías renovables y sostenibles. A los de mi generación nos enseñaron en la escuela que el futuro pasaba por un mundo con energía renovable y que la cantidad de energía de origen fósil era limitada. Afortunada o desafortunadamente cada año se descubren nuevos yacimientos de petróleo que hacen que el límite inicialmente calculado para su extinción se vaya extendiendo continuamente y siempre se mantenga en un horizonte lo suficientemente lejano como para no preocupar a la sociedad en general y lo relativamente cercano como para poder reclamar un alto precio por estos combustibles. Este juego se ha ido prorrogando en las últimas décadas pero pronto va a llegar a su final según las estimaciones de los expertos que dicen que se ha llegado al máximo de la producción mundial de crudo. Los yacimientos que no han sido explotados tendrán unos costes de extracción cada vez más elevados y harán que el uso de energías renovables sea competitivo.

El carbón y gas hay que importarlo desde fuera de nuestras fronteras porque no se encuentra en cantidades suficientes en nuestro país, y el coste de extracción y transporte es cada vez mayor. Además generan gases de efecto invernadero y un aumento de la dependencia energética.

La otra alternativa es la energía nuclear, pero tiene sus inconvenientes, el más importante es el elevado coste del mantenimiento y el riesgo de accidente asociado a la antigüedad de las instalaciones en España, algunas de ellas con más de medio siglo. Cada día que pasa el riesgo es más elevado si no se invierten cantidades multimillonarias en sus remodelaciones.

Como consecuencia de esta situación la única solución posible para cubrir la demanda energética sin aumentar las importaciones de crudo, gas o carbón es el uso de energías renovables.

Campo de girasoles, símbolo de la energía sostenible. Foto: Vincent_AF (Flickr)

En Marzo del 2004 sale el Real Decreto 436/2004, que por primera vez en la historia de España, crea un marco jurídico para la instalación y legalización de producción de energía eléctrica por medio de instalaciones solares conectadas a red. El titular de la instalación puede vender su producción a las compañías eléctricas que están obligadas a comprar esta energía, percibiendo por ello el productor una retribución en forma de tarifa regulada, definida como un porcentaje de la Tarifa Eléctrica Media o de Referencia  (TMR) de cada año, también llamada prima. El RD 436/2004 establece un contrato directo entre el productor y las compañías eléctricas, siendo éstas las que abonan los importes a los productores. El RD 436/2004 garantiza una prima por kilovatio generado durante los primeros 25 años a un precio y el resto de vida útil de la instalación a otro precio menor.

Si el objetivo de los legisladores en materia energética es conseguir independencia energética y abaratar el precio de la energía para los ciudadanos, esta legislación consigue ambos objetivos ya que permite aprovechar los recursos energéticos propios, evita la importación de crudo del extranjero, crea una industria renovable española muy potente (durante unos años fue líder del mundo) y a largo plazo mediante ajustes en las primas cuando la tecnología se abarate, supone un equilibrio entre el coste de generación y de venta de energía, evitando la creación y/o aumento de ningún déficit de tarifa.

Con estos antecedentes parece obvio que la energía renovable y en particular la energía solar fotovoltaica forme parte del futuro mix energético de nuestro país y con una legislación que apoya esta tecnología se puede pensar en invertir.

→ Ir a “Historia de una fotovoltaica II. Decisión”.


5 comments for “Historia de una fotovoltaica I. Introducción

  1. octubre 24, 2013 at 14:11

    Yo represento a una empresa de energía solar en latino América más específicamente en chile.
    A la fecha contamos con más de 2 Mw instalados en sistemas con inyección a la red…mi experiencia con este tipo de sistema me permite señala la tremenda rentabilidad de este tipo de proyectos, y la gran cantidad de beneficios que generan.

  2. abril 1, 2016 at 15:36

    Excelente artículo. Es difícil conseguir buena información sobre la energía fotovoltaica y en http://enlight.mx vemos como muy beneficioso que se instruya a las personas en el tema, para que así comprendan su importancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *