El fracking en España

En España el fracking es una realidad. El fracking o fractura hidráulica es una técnica que posibilita la extracción de gas natural y petróleo del subsuelo a grandes profundidades que de otra manera no sería rentable. En España se quiere aplicar fundamentalmente para extraer gas natural de lugares donde no sería rentable hacerlo mediante técnicas convencionales. La utilización de esta técnica entraña graves riesgos para el medio ambiente, ya que para su explotación se requiere inyectar en el subsuelo grandes cantidades de agua a presión mezclada con aditivos químicos. Esto hace que los acuíferos se puedan contaminar. El Gobierno ha aprobado recientemente el uso del fracking en España dentro del anteproyecto de la nueva Ley de Evaluación Ambiental, pese a que algunas Comunidades Autónomas ya lo habían prohibido, la nueva Ley estatal permitirá a las compañías explotadoras salirse con la suya dentro de todo el territorio nacional. El fracking se ha utilizado en Estados Unidos ámpliamente con una gran polémica, debido a los grandes riesgos medioambientales que posee.

Montañas del interior de Castelló (Els Ports y el Maestrat) donde se pretende utilizar el fracking para extraer gas. Foto: Manel Zaera (Flickr)

En España, el Ministerio de Industria ha entregado hasta el momento 400.000 hectáreas a 22 empresas de explotación de hidrocarburos, para extracción de gas y petróleo mediante fracking, la mayoría de ellas en la cuenca del Ebro. Por comunidades autónomas, el gobierno de Cantabria ha aprobado una Ley en la que se prohíbe la técnica del fracking, al igual que en Navarra y Aragón, mientras que en el País Vasco, Castilla y León, Cataluña y Comunidad Valenciana se están concediendo permisos de investigación, que más tarde se transformarán en permisos de explotación, una vez localizados los puntos de extracción.

La cuenca vasco-cantábrica, que abarca zonas de Cantabria, Álava y Burgos, está en el punto de mira de las empresas interesadas en extraer gas natural mediante la técnica del fracking. Según sus datos, esta zona cuenta con casi la mitad de todo el gas que se estima que hay en el país. Gracias a un permiso ya concedido por la Generalitat Valenciana, la filial española de la compañía canadiense R2 Energy, tiene previsto iniciar en breve las investigaciones para determinar el potencial de petróleo y gas que existe en Els Ports y el Maestrat, en el interior de Castellón. Su solicitud para estudiar en exclusividad durante seis años una zona de casi 200.000 hectáreas, con 41 municipios afectados en la provincia de Castellón no tiene competidores.

Ya se han creado diversas asociaciones y plataformas para defender los acuíferos e intentar evitar que la técnica del fracking se generalice. En Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana funcionan ya varias plataformas como Aturem el fracking, Fracking Ez Araba o Plataforma Anti-Fracking Comarques de Castelló. De la misma manera numerosos municipios y otros organismos se han declarado libres de fracking, entre ellas el Ayuntamiento de Valencia y las Diputaciones de Valladolid y Soria.

1 comment for “El fracking en España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *