La eco-ciudad de Currumbin, una comunidad sostenible en Australia

Una eco-ciudad es aquella que utiliza energía sostenible como fuente primaria de energía. Existen numerosos ejemplos de ecoaldeas en diversas partes del mundo. En Australia hay una eco-ciudad llamada Currumbin situada en el Valle de Currumbin en la parte Sur-Este del estado de Queensland. La ciudad sostenible de Currumbin es una comunidad viva que fue concebida a principios del siglo XX por un grupo de amigos apasionados por el desarrollo sostenible. Actualmente en esta comunidad sostenible viven alrededor 200 personas, con algunos pequeños negocios y una constante actividad en su instalaciones comunitarias.

8184433576_eacbb6b0ce

Casa sostenible en la eco-ciudad de Currumbin (Australia). Foto: Sander van Dijk (Flickr)

El eco-pueblo de Currumbin se encuentra muy cerca de la costa (a 7 minutos en coche de la playa de Currumbin) y disponen de un clima sub-tropical con temperaturas medias anuales de entre 15ºC y 25ºC. Los propietarios de las parcelas y los constructores tienen que cumplir unas estrictos códigos de construcción si se quiere construir una casa en esta ciudad sostenible. El principal objetivo de estos requisitos especiales de construcción es el de garantizar la calidad de vida de los ocupantes, reducir los costes de mantenimiento y utilización y contribuir a la sostenibilidad del lugar con la utilización de materiales reciclables, y respetuosos con el medio ambiente.

Currumbin logra hacer frente al reto de como vivir y desarrollar una ciudad de manera sostenible y en armonía con la naturaleza. Esto se consigue potenciando una comunidad moderna, con calidad de vida y sin aumentar la contaminación o utilizar fuentes de energía no sostenibles.

Todavía existe la posibilidad de alquilar casas completas o solo habitaciones dentro del eco-pueblo para periodos cortos o largos de tiempo. En total dentro del complejo de Currumbin hay 170 parcelas de suelo con superficies que van desde los 450m2  hasta los 8.000m2, la mayor parte de las cuales están vendidas, aunque no todas.

Este es sólo un ejemplo más de ciudades, pueblos o comunidades que han alcanzado la sostenibilidad desde el punto de vista energético. Otros ejemplos de que la autosufiencia energética es posible son el pueblo sostenible de Güssing en Austria, la isla de Samso en Dinamarca, la futura ciudad de Masdar en los Emiratos Árabes Unidos, la eco-ciudad de Tianjin en China o la isla Canaria de La Graciosa que pretende convertirse en la primera isla autosuficiente energéticamente y 100% sostenible de España, autoabasteciéndose íntegramente con energías sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *