El desarrollo de las energías sostenibles crea empleo en las zonas rurales

Los recientes estudios de la Agencia Internacional de la Energía Renovable (IRENA) ponen de manifiesto que se podrían crear hasta 4 millones de puestos de trabajo directos en todo el mundo solo en el sector de las energías renovables no conectadas a la red eléctrica, si se cumplen los objetivos de la ONU (Organización de Naciones Unidas) relativos al desarrollo de las energías sostenibles para 2030. Estas energías sostenibles descentralizadas y no conectadas a las redes eléctricas crearían empleos sobre todo en las zonas rurales y proporcionarían acceso a la energía a comunidades remotas que actualmente no disponen de ella ayudando por tanto a desarrollar de manera sostenible muchas áreas rurales y pobres de nuestro planeta.

88570408_fac9318229

Camino rural en el interior de Uruguay. A la derecha de la imagen hay un aerogenerador para pozo de agua. Foto: Agustín Sorgin (Flickr)

El informe de IRENA demuestra que los pequeños proyectos de energías renovables están bien adaptados al ámbito rural, ya que las habilidades y especialización necesarias para poner en marcha y mantener estos proyectos se pueden desarrollar en estas zonas sin ser necesaria una aportación excesiva de conocimientos ni tecnologías de fuera de la comunidad rural. En el informe se examina la creación de empleo en el contexto rural y el acceso a la energía, el cual ha recibido escasa atención por parte de los dirigentes políticos hasta el presente momento.

En el informe se estudian 12 casos auténticos de comunidades de América, África y Asia que afectan a diferentes tipos de tecnologías, desde biogas, mini-eólica, energía solar fotovoltaica, térmica hasta pequeñas instalaciones de energía hidráulica. El informe señala además las principales estrategias que en materia energética se deberían implementar para poder desarrollar de manera sostenible a comunidades rurales utilizando las energías sostenibles.

La OCDE (Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo) también ha confirmado el mismo diagnostico, exponiendo que las energías renovables y sostenibles representan un oportunidad única para estimular el crecimiento económico en áreas rurales. Para ello, la OCDE propone crear estrategias a largo plazo y todas las partes afectadas, desde Gobiernos hasta consumidores se involucren en la creación de políticas energéticas. 

El impacto positivo de promocionar las fuentes de energía sostenibles y renovables en las zonas rurales se basa principalmente en la creación de puestos de trabajo directos y localizados en las comunidades, el incremento de los beneficios a nivel local y el hecho de hacer que la energía sea un bien accesible a las ciertas comunidades rurales y poco desarrolladas. 

La OCDE recomienda que las energías alternativas no sean consideradas como un sector independiente dentro de las economías de las regiones rurales y que por el contrario se potencien sus relaciones con las industrias locales como la industria forestal o de fabricación, que deberían desarrollarse de manera integral y junto al desarrollo de las energías sostenibles.

1 comment for “El desarrollo de las energías sostenibles crea empleo en las zonas rurales

  1. marzo 20, 2014 at 04:16

    Acá en México se le está empezando a dar énfasis a la solar fotovoltaica y eólica en el sur. Es cuestión de tiempo para que la fotovoltaica en hogares y establecimientos sea más común debido al crecimiento constante de las tarifas de electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *