El cambio climático avanza pero los acuerdos en Durban no

Finalizada la cumbre sobre el cambio climático en Durban que ha reunido a 12.489 representantes oficiales de 192 países, el balance es relativamente pobre de acuerdo a las expectativas generadas. A continuación se expone a modo de resumen la situación anterior a la cumbre, los acuerdos adoptados y los compromisos que se han quedado pendientes de resolución.

Antecedentes

El protocolo de Kioto es el único tratado mundial vigente sobre reducción de emisiones contaminantes que obliga a 37 naciones industrializadas (sin EEUU) a reducir en un 5,2 por ciento sus emisiones de carbono en el periodo comprendido entre 2008 y 2012, tomando como referencia los valores de 1990.

Foto: Blog Energía Sostenible / Flickr

Los acuerdos más importantes alcanzados en Durban son los siguientes

  • Prórroga del protocolo de Kioto (que terminaba en 2012) hasta 2017 ó 2020 excepto para Canadá, Japón y Rusia que se desmarcaron y ya no lo apoyan.
  • EEUU y China se suman al acuerdo para negociar las propuestas de futuras reducciones de emisiones a partir del año 2020.
  • Instauración de un calendario con plazos concretos para conseguir un nuevo acuerdo climático global para 2020 que comprometa a todos los grandes emisores, tanto países industrializados como emergentes.
  • Establecimiento del programa de trabajo para el Fondo Verde para el Clima que estará formado por un comité de 20 miembros tanto de países desarrollados como subdesarrollados y que tendrá su sede en México.

Acuerdos pendientes para la próxima cumbre a celebrar en Qatar en noviembre de 2013;

  • Captación del dinero necesario para nutrir el Fondo Verde para el Clima
  • Avances en las negociaciones para conseguir un compromiso de todos los países desarrollados para reducir las emisiones a partir del 2020

Resulta desalentador que tanta energía y esfuerzos puestos en esta cumbre, den un fruto tan escaso. Si pensamos que los expertos mundiales ya hace tiempo que están amenazando con los efectos irreversibles y catastróficos que puede provocar el cambio climático en las condiciones de vida actuales, parecería lógico que los países se pusieran rápidamente de acuerdo, pero no ha sido así.

Como reflexión final y haciendo un símil con lo ocurrido con la burbuja inmobiliaria y financiera, los efectos de la cual han hecho saltar por los aires el sistema financiero global, es probable que los inevitables efectos secundarios del cambio climático (catástrofes naturales y desastres de todo tipo) produzca un resultado similar sobre el sistema económico mundial y será entonces cuando los países afectados tendrán que ponerse de acuerdo en resolver este asunto, esperemos que en ese momento no sea demasiado tarde para el planeta ni para la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *