Alternativas al oligopolio eléctrico

Oligopolio: Concentración de la oferta de un sector industrial o comercial en un reducido número de empresas. Esta es la definición que da la Real Academia Española de Lengua. Y esto es lo que ocurre en España en el sector de la energía. Un reducido número de empresas (Iberdrola, Endesa, Gas Natural, Hidrocantabrico y E.On) concentran toda la oferta y se reparten el mercado nacional por terrirotios. El mercado eléctrico español resulta muy opaco para el consumidor con unas reglas de fijación de precios tremendamente complicadas y que en la práctica no está liberalizado, pues ninguna otra empresa puede competir con las ya establecidas en igualdad de condiciones.

Hay algunas medidas que los consumidores puede tomar para no tener que depender energéticamente de las empresas del oligopolio eléctrico, aquí se presentan algunas de estas medidas:

  • Contratar la energía con alguna de las cooperativas de energías renovables que están surgiendo en España. Con esta medida el coste de la energía es prácticamente el mismo y se garantiza que la energía recibida es renovable.
  • Utilizar una instalación de autoconsumo para generar tu propia electricidad. El autoconsumo ya es posible en España, pero el balance neto todavía no está regulado. Con el balance neto se podrá aprovechar el 100% de la energía generada sin tener que disponer de sistemas de almacenamiento (baterías) en las viviendas, esto abaratará muchísimo el sistema.
  • El uso de energías sostenibles para generar electricidad, como la Energía Solar Térmica para calentar agua o la energía Solar Fotovoltaica para pequeños consumos.

La prueba de que el mercado eléctrico español está distorsionado es que en 2011 la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) multó con 61 millones a las cinco principales eléctricas del país (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, Hidrocantabrico y E.On) y a la patronal eléctrica UNESA por obstaculizar el mercado libre. La CNC afirmó que estas empresas  son responsables de obstaculizar el cambio de comercializador en el mercado libre y de tratar de fijar precios. Esta multa ha sido la segunda mayor multa nunca impuesta por la CNC desde su existencia.

Sede de Gas Natural, uno de los lugares donde se vulnera la libre competencia en el mercado eléctrico español. Foto: Andy_Mitchell_UK (Flickr)

La multa fue de 26,6 millones para Endesa, 21,6 millones para Iberdrola, 8,8 millones para Gas Natural, 1,8 millones para Hidroeléctrica del Cantábrico, 1,4 millones para E.ON España y 900.000 euros para UNESA que es la patronal eléctrica donde se agrupan las cinco eléctricas que representan el 99% de la energía comercializada a clientes domésticos. El organismo añade que todas estas actuaciones se produjeron en el seno de esta patronal eléctrica, Unesa y que las eléctricas pactaron los precios y otras condiciones comerciales. Según la CNC, las empresas acordaron no facilitar datos para dificultar a las comercializadoras independientes captar clientes, a la vez que obstaculizaron la aplicación de la normativa y coordinaron el corte de las gestiones de solicitudes de cambios.

El organismo subraya que las prácticas desarrolladas por las eléctricas son muy graves, ya que, al tratarse de unos servicios donde los clientes muestran mucha inercia y existen elevados costes de acceso, cualquier obstáculo adicional favorece la permanencia del cliente en su grupo de electricidad. Los datos, según la CNC revelan “una escasa intensidad competitiva entre estas empresas”.

5 comments for “Alternativas al oligopolio eléctrico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *