El almacenamiento de energía fomenta el uso de fuentes de energía renovable

La Unión Europea ha financiado un proyecto que desarrolla un sistema de almacenamiento de energía que ayuda a reducir la dependencia de las energías de origen fósil (petróleo o gas). El proyecto, llamado MESSIBfomenta el uso de fuentes de energía renovables y sostenibles en edificios y proporciona una reserva energética de electricidad para ser utilizada cuando las fuentes de energía renovable no puedan aprovecharse.

6329445905_e1cb77fee0

Panel solar con gotas de agua y reflejando el cielo. Foto: OregonDOT (Oregon Department of Transportation) (Flickr) (CC BY 2.0)

El proyecto MESSIB está coordinado por la empresa española ACCIONA, y persigue diseñar un sistema de almacenamiento de energía de múltiples fuentes integradas en cualquier tipo de edificio. Mediante el almacenamiento de esta energía se pretende desacoplar la generación de la electricidad de la demanda, haciendo que esta demanda no esté sujeta a variaciones sustanciales cada hora, día o periodo estacional.

El principal objetivo del proyecto MESSIB es el desarrollo, evaluación y demostración de un sistema de almacenamiento de energía de múltiples fuentes integradas basado en nuevos materiales, tecnologías y sistemas de control. El sistema de almacenamiento de energía MESSIB va a provocar una significativa reducción del consumo energético y una activa gestión del control de la demanda en cada edificio.

Este nuevo concepto de gestión y almacenamiento de energía va a favorecer indudablemente el uso de fuentes de energía renovables y sostenibles que pueden ser generadas en el punto donde se consume la energía (edificios residenciales, comerciales o industriales) mediante el uso masivo del autoconsumo energético, si es que finalmente se permite su utilización. Los pilares del proyecto están basados en la combinación de los siguientes cuatro factores:

  1. El uso racional de la energía térmica en el interior de los edificios.
  2. Mejora en la eficiencia de la red eléctrica mediante el almacenamiento energético para acomodar la generación a la demanda. 
  3. Integración de las tecnologías de almacenamiento en el edificio, junto con el resto de instalaciones, para optimizar su funcionalidad.
  4. Un sistema de control que gestionará el perfil de consumo de energía. Este principio contribuirá a realizar una gestión inteligente y optima de la demanda energética asegurando de esta manera la calidad y fiabilidad del sistema.

El sistema de almacenamiento MESSIB está compuesto por dos sistemas, uno térmico y otro eléctrico, integrados en las instalaciones del edificio. Además dispone de un sistema de control para gestionar la demanda global de energía en el edificio. El uso de este novedoso sistema mejorará tanto la eficiencia energética de los edificios como el confort interior, así como reducirá de manera notable la factura eléctrica a los usuarios.

La idea básica del proyecto es la de proporcionar un sistema que amortigüe las fluctuaciones existentes entre la generación y la demanda de energía para cada determinado edificio, absorbiendo las puntas de generación renovable en el sistema de almacenamiento para que esta energía sea posteriormente utilizada en momentos de demanda sin tener que demandar energía de la red.

El trabajo realizado bajo el proyecto MESSIB apoya decididamente el uso de fuentes de energía renovable y sostenible, además de acelerar la descarbonización de la red eléctrica y mejorar la seguridad en la transmisión de energía. Ayudará a reducir los costes energéticos y la factura eléctrica y mejorar la eficiencia de la red eléctrica asegurarando así el avance de la sociedad hacia la Tercera Revolución Industrial.

4 comments for “El almacenamiento de energía fomenta el uso de fuentes de energía renovable

  1. mayo 1, 2014 at 20:24

    Interesante proyecto. Desde luego hay que apostar por este tipo de soluciones,no solo para evitar la dependencia energética (muy importante, y más para un país como España con una dependencia energética del 80%) sino para ir hacia soluciones más sostenibles y racionales, como el uso de las energías renovables y la integración de estas energías en las edificaciones.

  2. mayo 3, 2014 at 10:46

    Nuestro gran problema es que vamos en dirección contraria a la sostenibilidad y lo hacemos de forma acelerada y cada vez mas intransigente. El uso masivo del autoconsumo energético va en la dirección correcta pero no es esta a la que nos llevan los oligopolios eléctricos, cada vez mas insostenibles e incapaces de ofrecer Tasas de Retorno Energético aceptables para las renovables. Hay cuestiones aún mas graves como la producción de alimentos dependientes al 100% de combustibles fósiles. Renovable no significa sostenible y hay que clarificar muchos conceptos de cara al ciudadano.
    Un saludo

    • Webmaster
      mayo 5, 2014 at 08:34

      Estoy de acuerdo, hay que clarificar los conceptos a los ciudadanos y explicar la situación energética. Como muy bien dices el uso masivo del autoconsumo sería una gran ayuda para hacer nuestra sociedad más sostenible, es una lástima que entre los gobiernos y el oligopolio quieran sabotearlo y retardar su éxito…

  3. Segundo asensio suarez
    mayo 8, 2014 at 17:59

    no me fio un pelo de acciona…solo les interesa los beneficios,y no perder clientes…asi que la cuestion es que la energia electrica puede ser gratis para todos estos quieren seguir con el negocio sea renovable sea lo que sea y no es una estafa mas…como la gasolina el gas y toda la porqueria ademas de los ogm…ya no pueden seguir engañando al personal,pero seguira asi en la medida que todos lo aceptemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *